Conectamos
el quiero
con el puedo